Anita Ekberg

Hoy tiene 83 años y vive una vida solitaria -hay quien dice que amarga– en Roma. En esa Roma indisolublemente unida a su recuerdo…

Anita Ekberg1
Anita Ekberg

Pero ¿se puede olvidar la espectacular belleza nórdica de Anita Ekberg?

Anita Ekberg
Anita Ekberg

Miss Suecia en 1951, modelo, actriz…

Anita Ekberg3
Anita Ekberg

…Y símbolo sexual indiscutible de su época.

Anita Ekberg Dolce_vita-2
Anita Ekberg y Marcello Mastroianni en “La Dolce Vita”

¿Cómo olvidar su rotunda sensualidad en aquella escena mítica, en la Fontana de Trevi, de La Dolce Vita?

Anita Ekberg 936full-la-dolce-vita
Anita Ekberg y Marcello Mastroianni en “La Dolce Vita”

Yo esta noche me he acordado de ella…

Si te apetece, te recomiendo la lectura de un artículo de José Manuel Breval sobre “La época de la Dolce Vita en Italia“. Es cortito pero interesante.

Actriz, ingeniero de telecomunicaciones e inventora: Hedy Lamarr

El 9 de noviembre de 1914 -hoy se cumplen 100 años- nació en Viena Hedwig Eva Maria Kiesler, hija única de un banquero y una pianista judíos. Fue una niña prodigio, que empezó a estudiar ingeniería pero se hizo actriz: Hedy Lamarr.

06_Hedy Lamarr
Hedy Lamarr (1914-2000)

Tendría diecinueve años, poco más o poco menos, cuando protagonizó la película checa Éxtasis, con el escándolo de su desnudo integral y un orgasmo bien patente en la pantalla incluido…

trude-fleischmann-hedy-lamarr-1930
Hedy Lamar en la película “Éxtasis” (1933)

Luego vino un matrimonio no deseado y opresor con un fabricante de armas para Hitler, del que escapó casi como si de una película de tratara… su llegada a los Estados Unidos y su triunfo en Hollywood, donde se le consideró “la mujer más hermosa de la historia del cine”. Su filmografía es extensa, y memorable dentro de ella su interpretación de Dalila.

Hedy-Lamarr-as-Delilah-stars-from-the-past-31733700-1322-1622
Hedy Lamarr en “Sansón y Dalila” (1949)

Sin embargo, Hedy no abandonó la ingeniería y, decidida a colaborar en la guerra contra los nazis, diseñó junto a un músico (curiosamente), George Antheil, un sistema de comunicaciones precursor del “wifi” actual… Pero de esto, y de todo lo relativo a la vida y obra de Hedy Lamarr, puedes encontrar cumplida información en el espacio que le dedica la Fundación Telefónica, “Hedy Lamarr y el Sistema Secreto de Telecomunicaciones“; Ana Alfageme en El País, con su artículo “¿Qué pinta Hedy Lamarr en tu wifi?“; Paco López en su blog Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte, en su artículo “Hedy Lamarr: la inteligencia como arma de mujer“;  o los muy recomendables blogs de euclides59 Miscelánea o Cosmos y Matemáticas, que recomiendo muy especialmente. Precisamente de estos últimos blogs tomo su precioso vídeo: “Hedy Lamarr -Y la Ciencia se hizo Bella-” que agradezco a su autor.

Como dijo en 1949 Cecil B. DeMille, cuando terminó el rodaje de Sansón y Dalila:

“Thank God for Hedy Lamarr”

Noche de brujas

Crecí en una España ajena por completo a la fiesta de Halloween. Por mucho que lo intente -sobre todo esta noche en que, de camino a casa, me he encontrado con una multitud de niños (y no tan niños) disfrazados del modo más horripilante posible- no consigo que esta moda pase a formar parte de mi historia personal. Para mí, las brujas, son las brujas de Goya.

Francisco de Goya. El Aquelarre (1821-1823) de la serie de pinturas negras.
Francisco de Goya. El Aquelarre (1821-1823) de la serie de pinturas negras.

Y confieso que no me gustan nada, por mucho que las pintara el genio de Fuendetodos. Si acaso, miro con algo menos de pavor esa Iniciación de las brujas que David Teniers el Joven pintó en 1647.

David Teniers El Joven La iniciación de las brujas 1647 49
David Teniers el Joven. La iniciación de las brujas (1647).

Si puedo elegir, me quedo con la bruja de Lovis Corinth (aunque no soy capaz de saber si la bruja es la hermosa joven que el pintor aleman nos muestra desnuda, a punto de tomar un baño, o las viejas cotillas que la miran y murmuran… o todas ellas.

Corinth_Lovis_Witches 1897
Lovis Corinth. Brujas (1897)

O mejor aún las brujas volando hacia el Sabbath, del granadino Luis Ricardo Falero.

Witches_going_to_their_Sabbath_(1878),_by_Luis_Ricardo_Falero
Luis Ricardo Falero. Brujas volando hacia el Sabbath (1878).

Aunque, puestos a elegir, como me apetece una noche tranquila (y no parece que la de las brujas de Falero vaya a serlo), prefiero quedarme a pasar la noche contemplando a esta otra bruja… la que pintó Arantzazu Martínez.

arantzazu martinez la casa de la bruja
(c) Arantzazu Martínez. La casa de las brujas. Museo Europeo de Arte Moderno.

¡Qué la magia de esta noche de brujas te sea propicia! 😉